Los sectores (8): Los desfibriladores en las residencias geriátricas

tercera_edat_gran

Las residencias para la tercera edad son lugares muy sensibles a disponer de un desfibrilador debido al perfil de sus usuarios. Consultados los datos del Instituto Nacional de Estadística de las defunciones según la causa de muerte del 2014, el 69% de las muertes con causa problemas del corazón se dieron en personas de a partir de 80 años.

La evaluación de riesgos de las residencias sería la siguiente:

  • Usuarios con edad avanzada
  • Personas con diferentes tipos de problemas de salud y medicaciones muy variadas

La normativa de desfibriladores en residencias de la tercera edad se reduce a la Comunidad de Cataluña:

  • Cataluña, Decreto 30/2015, anexo III: Actividades residenciales públicas: aquellas en las que se desarrollan actividades de residencia o centros de día destinados a personas ancianas, con discapacidad física, sensorial, intelectual o con enfermedad mental, o aquellas en las que habitualmente haya usuarios que no puedan realizar una evacuación por sus propios medios y que dispongan de 100 o más plazas en conjunto no incluidas en el apartado A. Por tanto, el criterio se centra en las plazas destinadas a personas ancianas: si supera las 100 plazas, la residencia está obligada a tener un desfibrilador.

En el País Vasco, Canarias y Andalucía no se mencionan dichos centros.

Es importante que en este caso la formación la reciba todo el personal, ya que son lugares muy sensibles a padecer una parada cardiorespiratoria.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s