Muere Henry Heimlich, el inventor de la ‘maniobra Heimlich’

henry_heimlich

El cirujano Henry Heimlich, inventor de la ‘maniobra de Heimlich’ falleció el pasado sábado en Cincinatti (Estados Unidos) a los 96 años. El estadounidense creó la maniobra homónima que se utiliza en situaciones de obstrucción respiratoria y que ha salvado miles de vidas.

Heimlich dirigía el departamento de cirugía del Hospital Judío en Cincinatti cuando ideó, en 1974, la maniobra para salvar vidas que se ha extendido por todo el mundo. Según informó en una entrevista en 2014, se pasó dos años buscando una solución para un problema, el atragantamiento, que causaba un alto número de muertes cada año.

El pasado mes de mayo, de hecho, el propio Heimlich, ya en avanzada edad, salvó a una mujer de 87 años de morir atragantada por una hamburguesa. Según dijo entonces a los medios, era la primera vez que la aplicaba en persona ante una verdadera emergencia.

En base a varias estimaciones, la popularización de esa maniobra durante las últimas décadas habría salvado unas 100.000 vidas. Inicialmente, Heimlich se encontró con mucho escepticismo ante su maniobra, pues muchos consideraban que podía causar daños al paciente, algo que algunos especialistas siguen defendiendo. El médico promocionó incansablemente su maniobra hasta lograr su generalización y, de paso, hacerse famoso.

La maniobra de Heimlich

La maniobra de Heimlich es una técnica de primeros auxilios que se explica en los cursos que ofrece Cardio Guard de cardioprotección, por ello queremos destacar dicha noticia y explicar en qué consiste.

El atragantamiento ocurre cuando un alimento u otro objeto extraño se atora en las vías respiratorias. El atragantamiento produce asfixia, esto es, el oxígeno no puede llegar a los pulmones y al cerebro. La falta de oxígeno al cerebro durante más de 4 minutos puede producir daño cerebral o muerte. Es importante que todas las personas reconozcan y sepan cómo actuar frente a un atragantamiento tanto en el hogar, restaurantes y otros lugares públicos. La maniobra de Heimlich, un procedimiento de emergencia utilizado para tratar a víctimas de atragantamiento, gracias a esta maniobra, se salvan miles de vida cada año.

La maniobra de Heimlich es una serie de compresiones abdominales bajo el diafragma. Se la recomienda para una persona que se está atragantando con un pedazo de comida o un objeto extraño.

De acuerdo a la maniobra de Heimlich, se utiliza únicamente cuando una persona se está atragantando por un bloqueo de las vías respiratorias. El atragantamiento se produce cuando una persona no puede hablar, toser o respirar. Una obstrucción de las vías respiratorias puede producir pérdida de consciencia y muerte. Cuando se aplica la maniobra de Heimlich, tenga cuidado de no usar demasiada fuerza para no dañar las costillas o los órganos internos. La maniobra de Heimlich es el único método para despejar las vías respiratorias bloqueadas actualmente recomendado para adultos por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y la Cruz Roja Estadounidense (American Red Cross).

viewimage-ashxresumen

Consejos para prevenir atragantamientos:

En adultos, el atragantamiento puede evitarse si se toman las siguientes medidas preventivas:

  • cortar los alimentos en piezas pequeñas;

  • masticar los alimentos lenta y completamente, especialmente si usa prótesis dental;

  • no reírse ni hablar mientras se mastica y traga;

  • evitar la ingesta excesiva de alcohol antes y durante las comidas.

En el caso de bebés y niños, tome las siguientes medidas preventivas para evitar su atragantamiento:

  • mantenga las canicas, cuentas, tachuelas, globos de látex, monedas y otros juguetes y objetos pequeños fuera del alcance de los niños. Particularmente, de los niños menores de 4 años;

  • evite que los niños caminen, corran o jueguen con alimentos o juguetes en la boca;

  • no le dé a los chicos menores de 4 años alimentos que puedan fácilmente atorarse en la garganta, como perros calientes, nueces, trozos de carne, trozos de queso, uvas, dulces duros o pegajosos, palomitas de maíz, trozos de mantequilla de maní o zanahorias crudas;

  • supervise las horas de la comida con los niños pequeños;

  • evite que los hermanos mayores les den alimentos o juguetes peligrosos a un niño pequeño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s