OHSA: Salvar vidas por paro cardíaco en el trabajo

ref-ohsa

Con la Ley de Seguridad y Salud Ocupacionales de 1970, el Congreso creó la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) a fin de garantizar condiciones de trabajo seguras y salubres para hombres y mujeres trabajadores mediante el establecimiento y la aplicación de normas y el suministro de capacitación, inclusión, instrucción y asistencia.

En una publicación del 2003 resaltaba la necesidad de atajar el problema de paro cardíaco en los lugares de trabajo.

Es la publicación OSHA 3195-09N 2003

En ella se da el dato alarmante de que hay 220.000 víctimas de paro cardiaco repentino por año en los Estados Unidos y alrededor de 10.000 detenciones cardíacas repentinas ocurren en el trabajo.

Los estudios con desfibrilación inmediata han demostrado hasta un 60% de supervivencia al año después del paro cardíaco súbito. Es un dato destacado que avala la presencia de desfibriladores en los lugares de trabajo por su eficacia y por reducir la gravedad del accidente.

En la publicación enumera las causas de un paro cardiaco súbito, algo que permite luego vincular la recomendación de dónde se tendrían que poner los desfibriladores.

  • Ataque al corazón
  • Electrocución
  • Asfixia (pérdida de conciencia y muerte por falta de oxígeno en el ambiente de trabajo, como en un espacio confinado).

Razones por las que se deben colocar los DEA en el lugar de trabajo:

  • Los trabajadores pueden sufrir paro cardiaco repentino mientras están en el trabajo.
  • Los DEAs en el lugar de trabajo ahorran tiempo de tratamiento y pueden mejorar las probabilidades de supervivencia ya que pueden utilizarse antes de que llegue el personal del servicio médico de emergencia (EMS).
  • Un ritmo cardíaco en la fibrilación ventricular sólo puede restablecerse a la normalidad por una descarga eléctrica.
  • El AED es compacto, ligero, portátil, con pilas, seguro y fácil de usar.

Colocación de DEA

  • Los DEA deben instalarse convenientemente para asegurar la respuesta dentro de 3-5 minutos. (vinculamos aquí el artículo de Implementación de DEA/RCP en lugares de trabajo)
  • Áreas donde mucha gente trabaja en estrecha colaboración, como líneas de montaje y edificios de oficinas.
  • Cerca de un espacio confinado.
  • Áreas donde se usan dispositivos eléctricos.
  • Plantas de trabajo en exteriores donde pueden ocurrir relámpagos.
  • Unidades de salud donde los trabajadores pueden buscar tratamiento para los síntomas de ataque al corazón.
  • Unidades de fitness y cafeterías.
  • Sitios remotos, tales como plataformas de perforación off-shore, proyectos de construcción, buques marinos, líneas de transmisión de energía y líneas de tuberías de energía.

A continuación nos da a conocer historias de éxito relacionadas con el trabajo:

De la American Heart Association
Un trabajador de 41 años, en una fábrica de sistemas de calefacción y aire acondicionado, sufrió un paro cardiaco repentino en el trabajo. Después de tres choques y RCP fue revivido en 4 minutos. Afortunadamente, su compañía tenía desfibrilador y personal formado. Cuando llegó el personal de emergencia, había sido resucitado y trasladado a un hospital. El empleado sobrevivió.

Un empleado de 62 años, en una fábrica de recubrimientos, vidrio y productos químicos, sufrió un paro cardiaco repentino después de subir las escaleras a su oficina. Los empleados  escucharon su caída y notificaron al equipo de emergencias de la planta. Se le aplicó el desfibrilador y reaccionó en menos de 2 minutos. El personal de emergencias  llegó y lo llevó al hospital. Envió una nota a la compañía después de su alta del hospital diciendo que no tenía “duda de que la sede había invertido el dinero sabiamente”.

Un empleado de una fábrica de automóviles estaba trabajando en la línea de producción cuando de repente se derrumbó, perdió el conocimiento y dejó de respirar. La seguridad de la planta respondió y después de dos descargas con un desfibrilador, el corazón del empleado respondió y su pulso regresó. Hoy está vivo gracias a las acciones rápidas de sus compañeros de trabajo y el plan de respuesta de emergencia de la compañía, que incluyó la instalación y el entrenamiento de un desfibrilador.

Del Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional
Mientras estaba de pie en una escalera de incendios durante una rehabilitación del edificio, un trabajador de la construcción de 30 años estaba sosteniendo una pieza de metal con ambas manos. El tubo entró en contacto con una línea de alta tensión y el trabajador se desplomó instantáneamente. Alrededor de 4 minutos más tarde, un equipo de rescate llegó y comenzó la RCP. En menos de 6 minutos habían aplicado el desfibrilador al trabajador. Su latido volvió a la normalidad y fue transportado a un hospital. El trabajador recuperó la conciencia y fue dado de alta del hospital en 2 semanas.

#DEAeneltrabajo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s