La importancia de una buena normativa en desfibriladores

guardian_article_1

Obligar o no obligar. A la hora de actualizar los decretos de desfibriladores de las comunidades, muchos obsoletos, se plantean dicho dilema: si establecer la obligación de instalar desfibriladores o no en determinados centros y bajo unos determinados criterios.

Bien, esta semana ha salido la noticia de Euskadi que reafirma la necesidad de establecer una obligación.

Según se informa, Euskadi ha pasado de tener 550 desfibriladores en el 2015 a tener actualmente 1466, un aumento del 167%.

La distribución por provincias es: 240 en Álava, 834 en Vizcaya y 392 en Guipúzcoa.

Esto también se refleja en cuántas veces se han usado, ya que el aumento no significa que la población tenga más paradas cardiorespiratorias, sino que al haber mayor disponibilidad, se usan más. En el 2015 se usaron un total de 11 DEAs y en el 2016 un total de 33, un 200% más.

Por tanto, Comunidades como Madrid que están trabajando por el redactado del Decreto deben tomar nota de estas conclusiones.

Fuente: Acta Sanitaria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s