Dejémonos de bulos y llamemos al 1-1-2.

112twitter-2

Con la llegada de las nuevas tecnologías, la infinidad de redes sociales, los mensajes que se hacen virales y el acceso a consultar internet en la palma de la mano de cualquiera de nosotros en cualquier lugar y ante la más mínima ocasión han surgido mensajes que de una vez por todas tenemos que desmitificar.

Y uno de ellos y muy extendido es el ya, lamentablemente, famoso mensaje “En caso de dolor en el pecho y pensar que tienes un infarto debes de toser enérgicamente para solucionarlo”. Este punzante mensaje que algunos tienen grabado en su memoria no tiene ningún respaldo ni justificación científica que lo avale.

Desde el primer momento de su aparición los profesionales de la medicina no han dejado de informar a la población que este mensaje no tiene ninguna credibilidad ni rigor científico. Para acabarlo de rebatir tanto la AHA (Asociación Americana del Corazón) como la ERC (Consejo Europeo de Resucitación) han publicado sendas notas alertando del peligro de seguir esta recomendación y de la nula evidencia científica que puede sustentar dicha recomendación.

Para la AHA “el bulo se remonta al año 1999 y creen que tiene su origen en una indicación dada a pacientes con una arritmia súbita en los que es posible que el aumento de la presión intratorácica producido por el esfuerzo de la tos consiga abortar alguna de estas arritmias.”

Podríamos llegar incluso a decir que el acto de toser no solo no sirve para solucionar el infarto, si es que lo hay, sino que podría acelerar sus nefastas consecuencias. Esto vendría dado porque cuando el corazón está sufriendo un infarto lo que está teniendo es un problema de riego y por ende de aportación de sangre y oxígeno a parte de su tejido. Si forzamos la tos estamos haciendo más esfuerzo físico, lo que lleva a un corazón ya enfermo y en fase aguda de su problema a estar sometido a más demanda de su actividad con la consecuencia de acelerar todos los negativos procesos que pueden llevar a un fatídico final.

En caso de sospechar de estar sufriendo un infarto llamemos rápidamente al 1-1-2 y sentemos a la víctima y no permitamos que haga ningún esfuerzo físico. Intentemos tranquilizarla, evitemos estar muchas personas a su alrededor y esperemos a la llegada de los servicios de emergencias que dispondrán de los medios diagnósticos para descartar o certificar la sospecha y en caso necesario iniciar el tratamiento más adecuado y trasladar al paciente afectado al centro más indicado para su patología.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s