La supervivencia tras un infarto baja si se vive por encima del tercer piso

Investigadores del Hospital St. Michael de Toronto, en Canadá, han observado que las personas que viven en rascacielos o bloques altos de viviendas tienen menos probabilidades de superar un infarto si viven más arriba del tercer piso, hasta el punto de que la supervivencia es mínima en quienes viven por encima de la planta 16.

Aunque el trabajo se centra en las viviendas privadas, puede aplicarse a edificios de oficinas y hoteles, siendo un criterio muy importante a la hora de dotar de elementos de seguridad los edificios y convertirlos en edificios seguros y saludables.

El trabajo aparece publicado en la revista ‘Canadian Medical Association Journal‘ (CMAJ) y los resultados muestran que cuánto más baja se encuentra la residencia del afectado mayores son sus probabilidades de sobrevivir.

Tal como detalla el estudio, el aumento del número de personas que viven en edificios de gran altura presenta desafíos para la atención de víctimas y puede causar demoras para los equipos de emergencia en respuesta a las peticiones de paro cardiaco fuera del hospital. Se examinó la relación entre el piso de contacto del paciente y la supervivencia después de un paro cardíaco en edificios residenciales.

Se estudiaron los casos de enero del 2007 a diciembre de 2012  de pacientes adultos (≥ 18 año) con paro cardiaco fuera del hospital sin ninguna causa obvia en residencias privadas.

Un total de 12.960 detenciones cardíacas fuera del hospital fueron atendidas por los equipos de emergencia, de las cuales 8.216 fueron en residencias privadas, un 63,4%. De estas 8.216, 374 no se tenían datos del piso, por tanto el estudio se centró en 7.842 pacientes.

En general, la supervivencia fue del 3,8% (300 de los 7.842).

El estudio muestra la importancia de la altura del edificio a la hora de actuar en un caso de parada cardíaca.

Un 76,5% de las víctimas vivían por debajo de la 3ª planta, 5.998. Su supervivencia se sitúa en un 4,2% (252 casos de los 5.998).

El 23,5% restante vivían por en o por encima de la 3ª planta, 1.844 y su supervivencia es del 2,6% (48 casos de los 1.844).

Y cuando se analizaron los datos planta por planta, vieron que sólo el 0,9 por ciento de quienes vivían por encima de la planta 16 (2 de 216) lograron superar el infarto, y cuando se superaba la planta 25 ya no había supervivientes (0 de 30).

Esta gráfica resume los resultados con gran precisión visual (encontrado en el perfil de twitter de Jose Antonio Jara (@jaraglezjose)

c3sfem4vcaarlkz-jpg-large

En el análisis de subgrupos basado en el tipo de edificio, hubo 2.363 pacientes que viven en edificios de apartamentos y 5.479 que viven en casas o adosados. De los habitantes de apartamentos, sobrevivieron 35 (5.2%) de 667 cuyo paro cardiaco se produjo por debajo de la tercera planta, y 46 (2,7%) de 1.696 con un paro cardíaco en la tercera planta o superior . Entre los que habitan en casas, sobrevivieron 217 (4,1%) de 5331, cuyo paro cardiaco se produjo por debajo del tercer piso y 2 (1,4%) de los 148 con un paro cardíaco en la tercera planta o superior sobrevivido.

En general, los que sobrevivieron al alta hospitalaria eran en promedio más jóvenes, su paro cardiaco había sido más frecuentemente presenciado por los espectadores, la tasa de CPR de observación era mayor. Los sobrevivientes también tenían menores tiempos de respuesta del equipo de emergencia en llegar al lugar y tiempos más cortos desde la llegada a la escena al contacto con el paciente.

El uso de desfibriladores externos automáticos era muy bajo, independientemente del piso del contacto del paciente. Un desfibrilador fue aplicada por los espectadores en 19 (0,3%) de los paros cardiacos ocurren en los pisos inferiores y 7 (0,4%) de los que se producen en el tercer piso o por encima

El tiempo más largo desde la llegada de los equipos de emergencia en escena al contacto con el paciente es una posible explicación para una menor supervivencia en los pisos superiores.

Problemas detectados para actuar con rapidez en los pisos altos:

  • Acceso a los ascensores
  • Ausencia de desfibriladores externos automáticos

Los investigadores señalan que el uso de desfibriladores externos automáticos (DEA) fue muy bajo, y reconocen que no se centraron en medir el tiempo transcurrido entre la llamada a urgencias hasta la llegada de los profesionales sanitarios.

En referencia a los desfibriladores, el estudio propone ” la mejora de la accesibilidad de los desfibriladores colocando los dispositivos en pisos específicos, en la construcción de vestíbulos o dentro de los ascensores, para que puedan ser fácilmente entregados al piso del paro cardiaco, ahorrando minutos preciosos y garantizando una desfibrilación rápida.”

Este estudio es interesante en cuanto se relaciona con el criterio establecido en Cataluña, en el Decreto 30/2015, de que los hoteles con una altura de evacuación igual o superior a 28 metros deben tener un desfibrilador. Según los parámetros de forjado y  otros elementos estructurales, estaríamos hablando de un hotel de a partir 8 ó 9 plantas. Vemos, que el estudio situaba en 2,6% la supervivencia por sobre de la tercera planta. Por tanto, tiene sentido dicho criterio, aunque tendría que ser extensible a edificios de oficinas y residencias privadas.

Conclusion: En los edificios de gran altura, la tasa de supervivencia tras un paro cardiaco fuera del hospital fue menor en los pacientes que residen en las plantas superiores. Las intervenciones encaminadas a acortar los tiempos de respuesta al tratamiento del paro cardíaco en edificios de gran altura pueden aumentar la supervivencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s