Nuevo decreto de desfibriladores en Galicia

11425603736_c42cefafc8_b.jpg

El Decreto 38/2017, de 23 de marzo, por el que se regula la instalación y el uso de desfibriladores externos fuera del ámbito sanitario, y se crea su registro, derroga el anterior Decreto 99/2005.

Destacamos los principales artículos.

En el artículo 3 se recomienda la instalación en una lista de centros y actividades. Destacar que recomienda, no obliga, por tanto queda a criterio de cada titular el instalar o no desfibriladores. Los centros mencionados son:

  1. Grandes establecimientos y centros comerciales, individuales y colectivos.
  2. Aeropuertos.
  3. Puertos comerciales.
  4. Estaciones y apeaderos de autobús o ferrocarril, o estaciones de intercambio.
  5. Instalaciones, establecimientos públicos o espacios abiertos en los que se realicen actividades recreativas y espectáculos públicos.
  6. Instalaciones deportivas o espacios deportivos no convencionales de uso público o privado.
  7. Centros educativos.
  8. Lugares donde exista un riesgo elevado de que se produzca una parada cardíaca, centros de rehabilitación cardíaca, vehículos de transporte sanitario no urgente, establecimientos sanitarios y clínicas.
  9. Dependencias administrativas de la Administración general de la Comunidad Autónoma o del sector público autonómico de Galicia, en las que se concentre o transite un gran número de personas.
  10. Otros espacios que se consideren de interés en relación a la actividad que realicen, o en los que se concentre o transite un gran número de personas.

Apuntar que en ningún caso se da un aforo mínimo de orientación, si no que se recomienda a todos los centros que se mencionan, independientemente del tamaño que tengan.

En el artículo 4 detalla que su señalización debe incorporarse en los planos o mapas informativos y que las instrucciones deben ser visibles.

En el artículo 5 menciona que debe notificarse la instalación del desfibrilador con una declaración responsable y que dicha notificación puede hacerse telemáticamente.

En el artículo 6 se detalla la documentación a aportar:

  • Copia del documento nacional de identidad o documento identificativo equivalente, sólo en el caso de no denegar su consulta.
  • Memoria descriptiva de la ubicación del desfibrilador y vías de acceso.
  • Documento en el que se identifique al personal responsable del desfibrilador.
  • Documento en el que se indiquen los datos de geolocalización del dispositivo, en su caso.

Cabe destacar el artículo 9 que especifica quien puede usar el desfibrilador. Como la mayoría de comunidades, solo las personas formadas pueden usarlo, pero al igual que Cataluña, incluye la opción de que en el caso excepcional en la que no sea posible disponer en ese momento de una persona con la formación o titulación necesarias para el uso del desfibrilador, la Central de Coordinación de Urgencias Sanitarias de Galicia-061 podrá autorizar a cualquier otra persona para el manejo del desfibrilador.

Anexo II, dotación mínima de material

  1. Desfibrilador, con un mínimo de dos juegos de parches, siendo aconsejable que se incluya un juego de parches habilitados para desfibrilación pediátrica, y sistema de registro informatizado de los sucesos.
  2. Maleta de reanimación con cánulas orofaríngeas de diferentes tamaños.
  3. Resucitador con bolsa autohinchable.
  4. Rasuradora y gasas para garantizar el uso correcto del desfibrilador externo.
  5. Tijeras.

En cuanto a la formación, el reciclaje será cada 2 años.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s