Cuando ahogarse no lo parece

ojopequealagua.png

Adheridos a la campaña de #ojopequealagua, Cardio Guard traduce un texto muy instructivo sobre los ahogamientos.

La respuesta instintiva de ahogamiento – así llamada por Francesco A. Pia, Ph.D.-, es lo que la gente hace para evitar asfixia real o percibida en el agua. Y lo alarmante es que esta respuesta parece indicar que no hay ahogamiento: Hay muy poco chapoteo, no hay agitación y no hay gritos o llamadas de ayuda de cualquier tipo.

Hay que tener en cuenta que es la causa número dos de muerte accidental en niños, de 15 años o menos (justo detrás de los accidentes de vehículos) y el dato más significativo: de los aproximadamente 750 niños que se ahogarán el próximo año, aproximadamente 375 de ellos lo harán en el radio de unos 25 metros de un padre u otro adulto. En el 10% de esos ahogamientos, el adulto realmente les verá, sin tener conciencia de que está sucediendo.

Excepto en raras circunstancias, las personas que se ahogan son fisiológicamente incapaces de pedir ayuda. El sistema respiratorio fue diseñado para respirar. El habla es la función secundaria o superpuesta. La respiración debe ser satisfecha, antes de que ocurra el habla.
La boca de personas que se ahogan no están por encima de la superficie del agua el tiempo suficiente para que exhalen, inhalen y llamen para solicitar ayuda. Cuando la boca se sitúa sobre la superficie, exhalan e inhalan rápidamente mientras que comienzan a hundirse debajo de la superficie del agua de nuevo.
La gente ahogada no puede pedir ayuda. La naturaleza instintivamente les obliga a extender sus brazos lateralmente y presionar sobre la superficie del agua. A lo largo de la respuesta instintiva de ahogamiento, las personas que se ahogan no pueden controlar voluntariamente sus movimientos de los brazos.

A menos que sean rescatados por un socorrista entrenado, la personas que se ahogan sólo pueden luchar en la superficie del agua de 20 a 60 segundos antes de que ocurra la submersión.

Busque estos otros signos de ahogamiento cuando las personas están en el agua:

  • Cabeza baja en el agua, boca en el nivel del agua
  • Cabeza inclinada hacia atrás con la boca abierta
  • Ojos vidriosos y vacíos, incapaces de enfocar
  • Ojos cerrados
  • Pelo sobre la frente o los ojos
  • No usar piernas – Vertical
  • Hiperventilación o jadeo
  • Tratando de nadar en una dirección determinada, pero sin avanzar
  • Tratando de rodar sobre la espalda
  • Parecen estar subiendo una escalera invisible.

A veces la indicación más común de que alguien se está ahogando es que no parecen estar ahogándose. Una manera de estar seguro? Pregúnteles, “¿Estás bien?” Si no responde, la persona se está ahogando. Si devuelven una mirada en blanco, puede tener menos de 30 segundos para llegar a ellos.

Padres: los niños que juegan en el agua hacen ruido. Cuando se callan, hay que acercarse a ellos y descubrir qué ocurre. SIEMPRE! El silencio no es buen indicador.

Fuente: http://spotthedrowningchild.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s