Centro de trabajo: Decreto 78/2017

El Decreto 78/2017 que regula la instalación de desfibriladores en la Comunidad de Madrid fuera del ámbito sanitario menciona en el artículo 3 que los centros de trabajo que superen los 250 trabajadores deberán tener un desfibrilador.

En su apartado de definiciones, no menciona “centro de trabajo”, es por ello que Cardio Guard ha solicitado al Departamento de Salud de la Comunidad de Madrid aclaración al respecto.

Su respuesta nos deriva al estatuto de los trabajadores, al Real Decreto de coordinación de actividades y a una nota técnica del INSHT.

El Real Decreto Legislativo  1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, define en su artículo 1.5 define como centro de trabajo “la unidad productiva cono organización específica, que sea dada de alta, como tal, ante la autoridad laboral”.

En este sentido el artículo 2 del Real Decreto 171/2004, de 30 de enero, por el que se desarrolla el artículo 24 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, en materia de coordinación de actividades empresariales, efectúa las siguientes definiciones:

a) Centro de trabajo: cualquier área, edificada o no, en la que los trabajadores deban permanecer o a la que deban acceder por razón de su trabajo.
b) Empresario titular del centro de trabajo: la persona que tiene la capacidad de poner a disposición y gestionar el centro de trabajo.
c) Empresario principal: el empresario que contrata o subcontrata con otros la realización de obras o servicios correspondientes a la propia actividad de aquél y que se desarrollan en su propio centro de trabajo.

En el caso de que exista concurrencia en un mismo centro de trabajo de trabajadores de varias empresas, debería de estarse a la Nota Técnica de Prevención 918 del instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo de “Coordinación de actividades empresariales”.

En dicha NTP, leemos la definición de Concurrencia:

Concurrencia: cuando en un mismo centro de trabajo desarrollan actividades trabajadores de dos o más em­ presas. Por tanto, se considera empresa concurrente a cada una de las empresas contratistas, subcontratistas o trabajadores autónomos que intervienen simultáneamen­ te en el mismo centro de trabajo durante la ejecución de las actividades.”

En dicha NTP nos remite al el Convenio núm. 155 de la OIT, so­ bre seguridad y salud de los trabajadores y medio ambiente de trabajo, ya preveía en su artículo 17 que «siempre que dos o más empresas desarrollen simul­táneamente actividades en un mismo lugar de trabajo tendrán el deber de colaborar en la aplicación de las medidas previstas en el presente Convenio»

Y la Directiva Marco 89/391/CEE, sobre aplicación de medidas para promover la mejora de la seguridad y la salud de los trabajadores en el trabajo, se refiere al lu­gar de trabajo, no al centro de trabajo, al establecer en su art. 6.4 que «cuando en un mismo lugar de trabajo estén presentes trabajadores de varias empresas, los empresarios deberán cooperar en la aplicación de las disposiciones relativas a la seguridad, la higiene y la salud, así como, habida cuenta el tipo de actividades, coordinarse con vistas a la protección y prevención de riesgos profesionales, informarse mutuamente de di­ chos riesgos, e informar a sus trabajadores respectivos y/o a sus representantes».

Es decir, en ambos textos se utiliza la expresión: «lugar de trabajo», más amplia que la de «centro de trabajo».

¿Se considera que cada empresa inquilina tiene que tener el desfibrilador si supera los 250 trabajadores? ¿O considera que el edificio tiene que tener desfibrilador si en el conjunto de las empresas usuarias tienen más de 250 empleados?

A tenor de la respuesta del Departamento de Salud y de las menciones del Convenio de la OIT y de la Directiva Marco, centro de trabajo se asociaría al Edificio en el que concurren diversas empresas para ejercer la actividad empresarial, por tanto, la suma de las diferentes empresas de un edificio de plantas, si supera los 250 trabajadores (no ocupación teórica, pues en todo momento nos habla de trabajadores y por tanto debemos contar los trabajadores dados de alta y no ocupación teórica) el edificio deberá tener 1 desfibrilador, entendido como lugar de trabajo.

Dicha conclusión es válido para otros centros de actividad mencionada en el artículo 3 pero que, a lo mejor, no cumple el requisito. El Decreto obliga a los centros comerciales que superen los 2.500 m2 de superficie, pero un centro comercial es también un centro de trabajo ya que es una área edificada en la que los trabajadores deben acceder por razón de su trabajo. Podría darse el caso de un centro comercial de 2.000 m2 pero con 300 trabajadores, por tanto, estaría obligado a disponer de 1 desfibrilador.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s