Basmi Finques y Cardio Guard unen esfuerzos para dotar a las comunidades de vecinos de desfibriladores

logo basmi

Basmi son los primeros administradores de fincas en ofrecer este servicio de cardioprotección a sus clientes

 basmi.png

El 72,2% de las paradas cardiorrespiratorias registradas en nuestro país se producen en el hogar. A pesar de que disponemos de un sistema de emergencias médicas eficaz, en estas circunstancias es importante actuar cuanto antes. Cada minuto cuenta, y mucho más cuando se trata de un problema coronario que puede dejar importantes secuelas.

BASMI FINQUES, como empresa comprometida no solo con su trabajo sino también con la salud y el bienestar de sus clientes, ha decidido poner su grano de arena en la batalla contra las dolencias cardíacas. Por eso, tras alcanzar un acuerdo con la firma CARDIO GUARD, se ha convertido en la primera empresa dedicada a la Administración de Comunidades de Propietarios que ofrece el Servicio Integral de Cardioprotección.

Las comunidades de vecinos que así lo deseen podrán disponer de un desfibrilador en la finca. Para conocer su uso y características, técnicos de Cardio Guard se desplazarán al inmueble y realizarán una formación tanto en el uso de la máquina como en técnicas de reanimación. Cada comunidad decidirá cuál es el mejor emplazamiento para el desfibrilador, teniendo en cuenta que debe colocarse en un lugar de fácil acceso y visible. Técnicos de Cardio Guard se harán cargo del mantenimiento periódico de la instalación.

Montse Bassas, directora ejecutiva de Basmi Finques, explica que la idea surgió tras darse cuenta de que cada vez son más las personas que salvan su vida gracias a un desfibrilador instalado en una farmacia o en un equipamiento deportivo. “La proximidad del aparato es determinante, y eso nos animó a proponerlo a nuestros clientes como un servicio complementario. Es una necesidad que no está cubierta y creemos que es importante tenerla en cuenta”. “Del mismo modo que hemos normalizado la presencia de un extintor -prosigue la responsable de Basmi- también consideramos imprescindible que los ciudadanos se familiaricen con los desfibriladores, siempre teniendo en cuenta que lo ideal es que nunca tengan que llegar a utilizarlo”.

Tras este acuerdo entre ambas compañías, todas las comunidades de vecinos interesadas tan solo tienen que ponerse en contacto con Basmi Finques para que inicie los trámites de instalación del desfibrilador. Es entonces cuando entra en acción Cardio Guard, con la instalación de la máquina, la formación de los residentes y el posterior mantenimiento.

Basmi Finques es una empresa familiar comprometida con la ciudad de Barcelona y fundada en 1948. Está especializada en la gestión de patrimonio, ya sea administración de alquileres o comunidades de vecinos y gestión de venta y alquiler de todo tipo de inmuebles. A día de hoy, la tercera generación de la familia Bassas sigue al frente del negocio, manteniendo el espíritu fundacional, basado en la cercanía, el estudio personalizado de cada caso y el trato de cada una de las propiedades como si fuera un asunto personal.

Cardio Guard Systems, compañía creada en el año 2008, fue la primera empresa de cardioprotección en nuestro país. Prestan servicios en todas las Comunidades Autónomas, adaptándose a las normativas vigentes en cada región. Cardio Guard se encarga de la instalación y el mantenimiento del equipo, y también de la formación de las personas implicadas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s